El colegiado Gil Manzano se encargó de hacer ganar al Real Madrid


 

El Real de Madrid ( Cristobal Soria voice ) sigue con su estela habitual de robar en cada partido. Esta vez la víctima fue el Villareal. Los árbitros siguen favoreciendo al equipo del gobierno en su lucha por ganar la liga después de varios años en el dique seco en ese apartado. 

El partido empezó de la mejor manera para los amarillos. Posesión de balón, control del juego y dos goles hasta que entró en escena el protagonista del partido. Ni Bale, ni Ronaldo, ni Ramos, la estrella − en un sentido negativo− fue el colegiado Gil Manzano, quien vino a poner la balanza en favor de los merengues. Penalti a favor del Real Madrid en una mano involuntaria de Bruno Soriano. El árbitro de esa forma veía completada su tarea de protector del Madrid en situaciones complicadas. La cosa no quedaba allí. Y es que minutos más tarde se olvidó de tomar la misma decisión en una mano −también involuntaria− de Marcelo en el area del Real Madrid. Otra vez el colegiado Gil Manzano volvía a completar a la perfección su tarea como agente durmiente del Madrid. El resto es tan solo historia.

Para el Real Madrid sí, para el Barcelona no

Lo extraño del caso es que la decisión tomada por el árbitro de señalar penalti en esa mano de Bruno Soriano contrasta con la decisión que tomó el colegiado Iglesias Villanueva con la mano −mucho más clara− de Bruno en el partido que enfrentaba al Villareal y al Barcelona. En esa ocasión no se sabe que parte del reglamento utilizaron o simplemente si omitieron por completo el penalti con tal de hacerle un favor al equipo favorito del estamento arbitral.

Los hechos son claros, tanto que se está viendo que la afirmación del Cholo −la liga está peligrosamente preparada para el Madrid− era atemporal. No importa la temporada o el año, la liga y podríamos aventurarnos a decir que cualquier competición está peligrosamente preparada para que la gane el Real Madrid. Las cinco primeras copas de Europa lo atestiguan, la historia reciente y no tan reciente de la liga lo atestigua y así también lo demuestran los documentos que colocan al Real Madrid como club favorito de Franco y del gobierno. 

Ahora la caverna y los altavoces mediáticos de Florentino vendrán a hacer la limpieza y el lavado de imagen correspondiente. Intentarán ocultar los hechos, pero la realidad es que mientras el Barcelona no pierde la esperanza en tanto tengan a Messi, el Real Madrid no pierde la suya mientras haya un árbitro presente. Y lo cierto es que el conjunto dirigido por Zidane, en colaboración con el siempre dócil y subyugado estamento arbitral −con respecto al Madrid− ha robado hasta la cerámica del estadio. @hotta424

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *