El Barça perdió en el Parque de los Príncipes de la peor manera posible, agachando la cabeza. Los blaugranas encajaron un 4-0 en una noche más que olvidable para el aficionado culé. 

Los síntomas del mal juego del equipo catalán venían siendo palpables en los partidos de liga y copa, pero como todo lo solucionaba la MSN pasaron desapercibidos ante la mirada de los resultadistas. La victoria del PSG ante el Barça ha vuelto a abrir varios interrogantes. ¿Vale la pena arriesgarse a encomendar todo el trabajo a la MSN? ¿Por qué Luis Enrique se empeña en poner de titular a André Gomes? ¿Es necesaria la continuidad de Luis Enrique? 

Tres preguntan que viendo la pobre actuación del conjunto de Luis Enrique hoy se responderían fácilmente. 

La media del equipo culé es inexistente

Si hay una parte del equipo culé que ha pasado completamente desapercibida en todo el partido ha sido la media conformada por André Gomes, Sergio Busquets y Andrés Iniesta. El manchego y el luso han estado especialmente mal para desgracia de los culés. Errores en el pase, perdidas de balón y desgana. También preocupa la falta de reacción del técnico. Luis Enrique ha sido incapaz de detectar en 90 minutos lo que él aficionado medio ha podido ver desde el comienzo del partido, y es que éste no era el partido de André Gomes ni el de Andrés Iniesta. No estaban en el partido. Quizás estaban más pendientes del regalo de San Valentín que le iban a hacer a sus respectivas mujeres y eso ha penalizado al equipo culé. 

Pero el caso es que las deficiencias en la medular no son cosa de ahora, sino de principio de temporada, pero Luis Enrique ha sido incapaz de dar con la solución. 

Sin duda alguna el peor San Valentín para el aficionado culé y el mejor para el aficionado parisino. Por algo es conocida como la ciudad del amor, aunque no siempre el amor es hallado por todos. @hotta424

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *