El Camp Nou no estuvo abarrotado en el inicio de La Liga. El temor se había apoderado del ambiente. Por una parte todavía estaba en la retina las fuertes imágenes del atropello mortal que acabó con la vida de 14 personas. Pero también se enfrentaban a otro tipo de temor, y es que el club no está pasando por su mejor momento y el aficionado se temía lo peor en este inicio de liga. Pues el Camp Nou se llevó un par de sorpresas. Una de ellas es que Messi parece haber rejuvenecido. No marcó, pero sin duda fue sino el protagonista, uno de los protagonistas del encuentro. La otra sorpresa fue Nelson Cabral Semedo.

El portugués literalmente se salió. Jugo a la perfección. Arranques, galopadas en la banda, incluso un “gestito” técnico para dejar clavado a nada más y nada menos que a Joaquín. Efectivo en los pases y en su posicionamiento. Podrá parecer precipitado pero será mejor que alguien le vaya comunicando a Dani Alves que su presencia ya no se extraña en Can Barça. Y por si fuera poco, Semedo se ha ganado a una afición tan exigente como la blaugrana en su primer partido de Liga. 

Muchos dirán que no hay que precipitarse o ilusionarse porque era su primer partido y era frente al Betis, pero a esos habría que decirles que tengan en cuenta que Douglas lleva 3 años en el club −uno cedido− y jamás ha mostrado ni la habilidad técnica ni la táctica que ha mostrado el portugués, y Aleix Vidal tardó más de un partido en mostrarlo. Ahora habrá que ver que dicen los iluminados que afirmaban que Nelsinho era peor que Douglinho.

Semedo se ha ganado el respeto y la admiración de la afición, sólo falta que se gane la de Messi y podríamos estar ante un tándem que podría marcar historia. Nace el Semedismo en el Camp Nou. @hotta424

Comenta y comparte. Blogballliza el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *